viernes, 15 de abril de 2016

CASTILLO DE LOARRE: ROMÁNICO MILITAR

Conforme te acercas a la población de Loarre se ve culminando una cima su castillo, mimetizándose con la sierra de igual nombre.


Mucho se ha escrito del CASTILLO DE LOARRE, fuente de inspiración de novelistas y cineastas, el conjunto religioso militar románico mejor conservado en la península y de los más destacados de Europa, aunque el orden es militar-religioso.

El montaje de fotos muestra una construcción titánica y además suena de lo más heavy:


Si buscase una frase para definir toda la ciudadela esa es “El reino de los cielos”, cómo el título de la película que Ridley Scott rodó allí,  ignorando lo que este mismo año se cuenta en “Cuarto milenio”, porque al contrario de lo que cree Iker le resta magia ¡Será por leyendas o misterios!


Situado al norte de Huesca ya aparece citado en el siglo X como avanzadilla de los cristianos del Pirineo enfrentados a los musulmanes de la llanada oscense. Lo mandó construir en el año 1020 el rey Sancho III el Mayor de Navarra, jugando un papel principal en la reconquista hacia el Gállego, cayendo en alguna gesta en manos musulmanas que aprovecharon esas escasas ocasiones para darle el toque de oriente.


Será el rey Sancho Ramírez  quien lo pone definitivamente en manos católicas a finales del siglo XI, ahí se amplia, realizándose su segunda muralla y la Iglesia de San Pedro para adecuar el castillo a las necesidades monásticas de la orden de los agustinianos.


Por la movilidad de las fronteras, en esos tiempos… Se trasladó la congregación al Castillo de Montearagón, que fue la pieza básica del asedio a Huesca por su posición mucho más cercana. Loarre, se va alejando, pierde su carácter defensivo con el progreso de la conquista. A partir del siglo XII, a excepción de alguna batallita, se inicia su declive.

Por salirme de los cánones, la visita me produce una sensación de retroceder en el tiempo tal y como avanzo. La parte más antigua del castillo corresponde a su vigía: la torre albarrana, a la cripta de Santa Quiteria, el tesoro que guarda “Mongui”, donde se realizaban enterramientos…


… Y LA SEGUNDA PLANTA DE LA FORTIFICACIÓN:


Aquí lo raro, tal y como asciendes te adentras en lo más primitivo de la fortaleza, porque cuenta con planta primera realizada a posteriori. Una obra maestra que se adapta perfectamente al terreno escarpado donde se asienta, aprovechando cada sitio, cada rincón, económica, milimétrica y muy peculiar: empezaron la casa por el tejado.



Otra cosa que se me hace curiosa es que en su segunda fase se mandase construir semejante templo dentro de un castillo. La mezcla de lo religioso y lo militar que los católicos siempre separaban, y, sin embargo, sí era costumbre musulmana. Me viene a la cabeza la rábida o ribat, donde los ascetas musulmanes se perfeccionaban espiritualmente al tiempo que defienden el lugar. Todo eso me da que pensar que posiblemente ambos pueblos no estaban tan desunidos.

Y por último, disfrutando de la piedra tallada me llamó la atención que cada escena que se representa se culmina con unas volutas que dibujan una “Y”:


En el vídeo hay un surtido de capiteles con esta pauta, cada uno que miraba, interior o exterior, en su parte superior la misma disyuntiva, como dos caminos a elegir, dos opciones, la buena y la mala, como la propia vida.

6 comentarios:

  1. Un lugar realmente espectacular y lleno de misterios, de secretos y leyendas, ecos sin duda de un pasado glorioso. Yo lo recuerdo al atardecer, cuando el sol comenzaba a declinar dibujando un hermoso atardecer rosado al fondo de sus muros en sombra. Me agrada el detalle que mencionas de los capiteles, que demuestra buenas dotes de observación y si me lo permites, te diré que por lo general, muchos de los grandes arquetipos de la antigüedad están presentes en los ornamentos de épocas y pueblos posteriores, negándose a desaparecer. Tú mencionas que te llamó mucho la atención que todos o casi todos los capiteles terminaran o empezaran formando una especie de Y. Pero también, si observas esas magníficas representaciones vegetales o foliáceas, tanto de los capiteles como de los frisos, verás otro gran y antiquísimo símbolo transformado: la doble espiral. Pero de esto y otras cosillas, ya hablaremos en otro momento. Lo principal es el lugar en sí, su enclave privilegiado, esas capas de historia que forman sus muros y construcciones y esa infinita perspectiva, pues no en vano se encuentra situado en un lugar desde luego espectacular. Mongui, o algún pariente suyo, guardan con celo el acceso a la cripta de Santa Quiteria. Una santa que, por sus connotaciones ctónicas y mistéricas, acrecienta aún más ese halo de misterio del lugar. Una gran entrada y un fenomenal y heavy vídeo, ja, ja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos y gracias por volar por aquí y aportar tu granito de arena, sabía que había quien veía mucho más que yo en este lugar.
      Me llamó la atención lo de la "Y" por ser una constante, empecé viéndola en unas alas, cosa normal, pero luego hasta las serpientes hacían para mí "la dualidad", no existe vida ni muerte, ni bueno o malo, todo es dependiendo de lo que elijas a cada momento, en fin rollos míos que cuando nos tomemos un café hablamos. Mongui es el nombre cariñoso con que Malvís llama al perro, el can que también está presente en las culturas antiguas representado donde hay enterramientos,el que cuida a los muertos.
      Cómo sabes me encantan "las piedras" pero su mayor encanto es donde están, nuestros ancestros sabían muy bien donde construir, Loarre se mimetiza en el entorno, tan grande y magnífico y es como camaleón. He de decirte que desde Loarre se ha habilitado un camino que conduce a la Virgen de la Peña, mucho mejor que el que hice hace años, y si no la conoces ¡Para echar a volar! Otro ejemplo de como lo hacían, en un sitio tan bello como imposible.
      El Transylvania de Iron Maiden le va como anillo al dedo, jajaja. Un beso.

      Eliminar
  2. Muy buenas.... Como te decía antes, una currada con mucha marcha, ja.ja. Me encanta lo artistaza que te estas volviendo ...y lo observadora! Sobre la "Y", pues eso mismo, es verdad, hay formas e Y aunque no sé si estan hechas adrede. ´La "Y" es un signo de "Elección", dela toma de decisión, escoger una o la otra opción, es el signo del libre albedrío. Así, pues, a escoger camino!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baruk, pues no que eso del libre albedrío me gusta jajaja. La "Y" era tan constante que lo mismo es simple decoración pero... Que el maestro que talló esos capiteles lo hizo con alguna intención. La vida misma, siempre escogiendo camino o siguiendo un camino con muchos, muchos cruces.

      Eliminar
  3. Seguimos.... sobre lo de Santa Quiteria y el Mongui guardián, lamento decirte que no puede ser Mongui, en todo caso sería "Monguita" ya que no es un perro quién guarda las puertas del mundo de los muertos sino una perra. O sea, Hécate,llamada también LA PERRA. La diosa con cara de perra y cuyo nombre esta formado con vocablos casi iguales que la Santa de la cripta. Fijate: KI-TE-RIA = HE-KA-TE. Las dos tiene relación con los perros, Santa Quiteria tenia el don de calmarlos y es patrona contra la rabia. Curioso, no?
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Güau!!! Baruk es impresionante!!! Es admirable como te expresas, tus conocimientos. Sí, sí que es curioso, Hécate "la rueda", reina de las brujas, será perra seguro y si tuviese color ¡Negra! La Cripta de Santa Quiteria, a pesar de su oscuridad tiene luz y es la parte más primitiva del castillo, no ves, como me empeñé en los capiteles, aquí no hay "Y", sin embargo, el símbolo celta del que habla Juan Carlos "la doble espiral" sí está presente, lo dual es constante de una o otra forma.
      Un beso muy grande.

      Eliminar