martes, 22 de mayo de 2012

BRIHUEGA, EL JARDÍN DE LA ALCARRIA


 "Brihuega es encantadora por su situación, por sus alrededores, por su noble aspecto antañón, por sus recuerdos históricos, por sus joyas artísticas y el carácter simpático en extremo, de sus habitantes. A tal punto es verdad cuanto digo, que quien acuda a verla por vez primera, vuelve seguramente”

Empiezo este post con un párrafo del libro VIAJE A LA ALCARRIA de Camilo José Cela, literato “ande los haya” y que a mí me enseñó de una forma clara y precisa la diferencia entre participio y gerundio, por si no la sabéis: “no es lo mismo estar jodido que jodiendo” ];D

Brihuega se encuentra a apenas 100 km. de Madrid, en Guadalajara, tierra de caminos suaves y dulces como la miel que abunda en la Alcarria. No es te tenga aspecto antañón,  al contrario,  su origen celta no rebate su apariencia fresca, como los vergeles que la adornan, es como si hubiese bebido de la fuente de la eterna juventud y se conservase tal cual: noble.


Su nombre procede del ibero “Briga” o “Brioga” que quiere decir “lugar amurallado”, una villa fortificada que ha sido bastión de grandes batallas y cuya historia está presente en sus calles donde se respira un pasado aún denso, cuando el Jardín de la Alcarria tiñó sus rincones floridos y verdes de rojo y si me remonto al último suceso que tuvo lugar aquí durante la Guerra Civil ¡Tan de rojo!

Aquí se libró de la forma más cruenta la batalla de Guadalajara y hubo un ataque brutal a este pueblo republicano, la plaza de toros encarnada más que nunca y aun así, no se rindieron; esta fue la penúltima batalla antes de que Paquito llegase al poder.


No me voy a meter en los acontecimientos más recientes, porque más que historia es memoria… Bueno, en contra posición, en 1730 la batalla conocida como “el asalto a Brihuega” la valió un trono para los Borbones y aquí menos me voy a meter, porque como me meta ¡Sapos y culebras!


Brihuega empezó a brillar con una luz especial allá por la Edad Media con el nombre de “Castrum Brioca” o el castillo en la roca, haciendo alusión al castillo de “La Peña Bermeja” que hoy es el cementerio del pueblo, como si todas las almas a lo largo de los anales pasasen por aquí.

Con un rico patrimonio arquitectónico, conserva aún parte de la muralla musulmana, un imponente arco ojival que fue la primera entrada a la villa “El arco de Cozagón” labrado en piedra toba, que es blanda y se endurece con el paso de los años.


Posee tres iglesias urbanas que datan de principios de siglo XIII: “Santa María de la Peña”, “San Felipe” y “San Miguel”.

 Santa María de la Peña

Tres templos románicos donde lejos de la sencillez de las construcciones alcarrienses de la época, se incorporan varios elementos del gótico, los arcos apuntalados, rosetones… Que todavía no estaban presentes en la zona, ni apenas en la península.

San Felipe

En los últimos tiempos este pueblo se ha dedicado a la fábrica del azulejo y con “la movida inmobiliaria”, que no burbuja, riqueza o despeporre, se han quedado un tanto ploff y tiene tanto que mostrar, tanto que enseñar, que he pensado en hacer esta entrada y la enseño con mis ojos turísticos, aunque como bien dice Cela, quien va repite, por su gente amable y por ser un pueblo encantado que se durmió en el medievo y florece cada primavera con un estallido colores.

11 comentarios:

  1. Brihuega, no cabe duda, es un lugar de culto, un pequeño corazón que late con la fuerza de la Historia y que hizo de la Alcarria algo entrañable en las narraciones de Camilo José Cela. De hecho, a la entrada del pueblo, está el hotel-restaurante donde se alojó varias veces. Sus iglesias, con su encubierta simbología, sobre todo la de San Felipe, que luce ese espectacular Sello de Salomón en el rosetón de la parte principal; el enclave, sin duda telúrico, que alberga a toda una Dama Negra, la Virgen de la Peña, su cercanía a los misteriosos eremitorios de Cívica...Sin desmerecer su paisaje, sus costumbres, su gastronomía..Una visita del todo recomendada. Magníficas fotos, bruja. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Juancar! Sí, es un pequeño corazón que late con fuerza, me sorprendió cuando la conocí, no esperaba un lugar tan verde, un jardín fresco en la Alcarria. Sus construcciones son una maravilla, su plaza, sus bodegas y como no, sus joyitas románicas, Santa María de la Peña es impresionante, su virgen, su inmensidad, su grandeza, pero a mí me gustó más San Felipe, más sencilla y pequeña, más pura... Y no me dicho nada del yantar de la zona, de sus asadores y de sus buenas tapas, como te dije y por decirlo más, hay un bar en la plaza con varias tapas de chorizo, salchichón... Fiambre, en la barra para picar y a la vez está en la plancha, sino con los espárragos, con las setas y la chistorra y poniendo tapa, este bareto tiene nota... Pero en todo el pueblo se estila el aperitivo sabrosón, hay varios asadores, donde encontrar por ejemplo el morteruelo, plato típico de caza manchego, más frecuente en Cuenca, pero está rico, rico y voy a nombrar al restaurante 10, el Peña Bermeja, frente al castillo, en un jardín que parece el Edén, un lugar tranquilo, con pocas mesas y un menú, cuando te dicen los platos piensas, aquí dejo un ojo, solomillo, lubina... Ensaladas de fua de pato y sin embargo, baratísimo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Seguro que aparte de mí, más de uno toma nota, je,je

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa!! que precioso y que bien explicado. Cada vez te luces mejor.

    Castrum Brioca, tengo que conocerlo, me han dicho que se come de bien!!!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos se me olvidaba uno de mis platos favoritos que también lo ponen en el Peña Bermeja: Verduras a la plancha ¡Ummm!
    Baruk guapa, gracias, tienes que conocerlo y ese día vuelo para allá y se come genial! Además que todo el pueblo te va a gustar, sin duda.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Caramba, brujita¡. O tienes turbo en la escoba o eres un culillo inquieto. Todavía no me he repasado bien tu Carcassonne y ya te veo en la Alcarria. Y yo me pregunto aquello de: Y tú ¿ trabajas o viajas?.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Malvís! ¡Bandido que te echo de menos! Más que repasar la Carcassona ¡Tienes que ir! Vas a "azulinar".
      Brihuega nos pilla cerca y nunca nos ha gustado el gris Madrid, para vivir va... Pero los fines de semana nos gusta ir como diría Yago al campo, da igual como o donde, un restaurante de lujo o un bocata de tortilla, el caso es irse.
      ¿Conoces Brihuega? Si no es así ¡¡¡Tenemos que ir a comer un día!!! Porque te va a gustar, sorprende, es una dama con la fragancia de las flores.
      Besotess!

      Eliminar
  7. Se acepta lo de comer en Brihuega, pero no me lleves Alcampo que el Carrefour me pilla más cerca.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Hecho! Cuando vengáis avisar que pillo la escoba... Y espera que ya verás el campo de al lao... Besotes!

      Eliminar
  8. grandioso el reportaje y la realización enhorabuena soy de brihuega y residente desde que naci me a encantado, solo un pequeño apunte brihuega y la provincia de guadalajara son castilla que no manchegas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ismael! Bienvenido al blog y me alegra que te guste y siendo del lugar es todo un honor. Te agradezco la corrección en principio iba a poner castellano-manchega por la comunidad pero al final me referí a Guadalajara como La Mancha y me quedé tan feliz, jaja, a la próxima que pases ¡¡¡Corregido!!! Un saludo.

      Eliminar